viernes, febrero 03, 2006

Mi Niña Esclava


"Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad"
Martín Luther King

¡Oh, hija mía¡
Hija del espanto de la esclavitud,
Rostro moreno de la tierra,
Manos pulidas de maíz,
Ojos de luna,
Sonrisa de leche,
Llanto sin fin.

Hijita de la muerte no llores aun,
Yo soy tu madre,
También la madre de la esclavitud.
Llanto de hoja no hagas correr
Que la sombra que el Blanco te impone,
El hombre negro
La dejará
Caer.

Mi dulce azúcar café,
Mi niñita buena,
Mi niñita sonríe otra vez.
No sabe como la castigan
Su nombre, su pueblo y su piel.

Acabaré con esto yo,
El sol que para mi no brilló
Para ella lo haré brillar.
Dejando que este cuchillo
Su sangre libre
La haga correr al mar.

3 Comentarios:

Blogger M&M dijo...

Algo hay que me sorprende.
Sin mirar en menos, no se me hace completamente un poema tuyo. Los rasgos estilísticos me hacen ver que lo escribiste tú, pero la temática me choca un poco. Tampoco es que haya cosas que sean patrimonio exclusivo de ciertos poetas, sino que me sorprendiste un poco.

No soy un fanático de los versos con rima, por lo general las estructuras hay que dejar que salgan, o irlas armando de a poco en la corrección. Encontré un endecasílabo por ahí.

Saludos, sigue escribiendo.

4:53 p. m.  
Blogger Cristián Ahumada dijo...

Gracias nuevamente por escribir, y tal como me lo pidiste, estoy nuevamente visitando tu blog (aparte, tu poema me ha dejado con algunas imágenes que pensaba superadas en mi vida, pero tu poema me dijo: "there is still yet, Cristian".

Sobre tus preguntas, dos respuestas y tres enlaces.

Respecto a los nueve meses del pontificado de B16 (así le ponen ciertos círculos de teólogos españoles, parodiando a la B-1 y B-2, de la Segunda Guerra Mundial). Hubo la impresión de continuismo, e incluso de anquilosamiento de la Iglesia, pero no fue así. ¿Cuál es la causa? Pienso lo siguiente: Juan Pablo II manejaba muy bien las imágenes, y yo voy a tomar una que me gustó mucho, el anterior Papa estaba en la delantera con todo el diálogo con el mundo, sus denuncias y críticas, la fuerza del anuncio del evangelio; pero este delantero para que pudiera jugar bien necesitaba un arquero, y ése era Joseph Ratzinger, en la Congregación de la Doctrina de la Fe y de los Sacramentos. Tenía que cuidar y velar por la correcta doctrina de la Iglesia, y es por ello que varios teólogos (como es el caso de varios profesores míos), tuvieron una serie de "admonitum" (amonestaciones). Por ello cuando lo eligieron empezaron las especulaciones, los miedos, y un sinnúmero de otras leyendas. Bueno, Benedicto XVI ha borrado todo eso en esto 9 meses, mostrándose muy cercano a la gente, y testimoniando su humildad (que ha sido algo que valoro cuando lo conocí en Italia hace ya 10 años).

La segunda respuesta, es la que lleva a los tres enlaces: ¿viste los comentarios que hice sobre Deus Caritas Est? Parece que no, te tengo que aclarar que ahí yo me baso en otro artículo ¿Qué significa amar?

Por ello, anda a los enlaces de "Iglesia" y de "Teología" que he puesto en el menú horizontal, ellos te van a iluminar mejor que en estas escasas líneas.

Sobre el maestro Nietzsche, una aclaración, lo mencionan mucho en los comentarios de los artículos, porque dicen que fue él quien rescata el Eros. Eros se debería entender como el deseo, de todo el cuerpo de poseer algo o alguien, pero este objeto o persona hace que mueva todo mi ser en su consecusión.
La contraposición, a mi parecer, se da al reducir el eros a simple "sexo", pasando a ser la persona objeto de mercancía. No se contrapone, sino que se busca purificar el concepto de eros (a veces pensamos que lo erótico es sinónimo de lo pornográfico, una tiene contenido, la otra es sólo la imagen).

Espero que visites los enlaces.

4:29 p. m.  
Blogger xwoman dijo...

Musicalidad y ternura...
Así es tu poesía...
Un saludo!!!
La marce.

8:23 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal