jueves, noviembre 17, 2005

XX XY



"La humanidad se cansa pronto de todo, sobre todo de lo que más disfruta"
George Bernard Shaw


La hora que pasa es la hora que se escribe,
no es ni un antes ni menos un después,
es la esencia misma del perdón y la culpa,
juntas a la vez.

La noche te puede condenar con estrellas
que se calzan a tus espaldas,
que murmullan felices,
viendo aún
como te armas contra el miedo,
como no compites contra el reloj.

Se podría caer el mar de dos mundos
sobre tres tierras de semillas fértiles
y preguntaría un niño de ojos inocentes
qué mal ha hecho...
quién le respondería, sólo el viento, ¿cierto?
sólo el viento.

El aviso que deja la estela de un barco
es como el pasado que deja nuestros ecos
casi apagados con la feroz indiferencia del aire harapiento
conservado rara vez entre árboles frutales y parrones.

Definitivamente pensamiento traicionero
que te ocupas de la confusión,
que es tan sólo el conjunto de juicios cuerdos sin sentido sin valor.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Miguel: Leí tu cuento en el foro de Foros Literarios y me encantó, no dejé comentario alguno pues el tiempo me persigue, pero no puedo evitar dejar el paso de mi huella ante maravillosas palabras. Profundo y hermoso lo que haces, con calma espero poder ir conociendote. Un saludo grande desde México.

10:28 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal